El lado masculino …

m1.jpg

Quiero mirarte a través de cristales empañados, entre húmedos metales que retumban en tu centro.

Voy a ti como potro desbocado, sin muros, sin troncos, sin paisajes provocados.

Déjame abrirte la jaula, jugarte, deshacerte el peinado.

Me corren mas las ansias que los dedos de cascadas, fuentes que mueren de sed por tus labios.

Mis manos, pasajeras insaciables de tu cuerpo, extendido, tendido…

Quiero recorrerte entera con la lengua, caerte encima como dura tormenta de agua que acaricia, que calma, que calienta.

Menos que velas necesita mi barco para encallar, permiso te pido para bajarme en tu puerto, en tu isla, en tu ombligo, en aquel punto cierto.

Anuncios

About this entry