En un instante …

En un instante de silencio vacilante
se quebrantan un millón de sueños,
y se consumen por su muerte,
ojos, labios y dedos.
Que injusto sería el olvido,
si fuesen recuerdos lacerados
los que retuvieran en el cuerpo
al alma entre clavos.

Anuncios

About this entry