Inconforme …

v.jpg

Pocas veces me queda el vaso lleno,
a veces se me achica el paraíso
y es que este corazón poco sumiso
con nada se conforma pleno.
Profunda es la soledad,
la que ni en compañía se sosiega,
que injusta y prepotente llega
disfrazada de amistad.
¿Cómo explicarle al alma?
¿cómo calmarle la sed?,
si el corazón  no está a merced
de su tempestuosa calma.
¿Acaso hay que vivir arrastrando la conciencia,
andar con la pena en un zapato
y en los hombros el recato?
¿o sólo hay que tener paciencia?

Anuncios

About this entry