No es insomnio II …

p.jpg 

Con tanto desvelo,

hasta el péndulo se cansa,

temeroso se detiene,

como perdiendo la esperanza.

Ya no  marca la hora,

que en perpetuidad descansa,

e inmortaliza segundos,

porque el tiempo no avanza.

Anuncios

About this entry